¿Y qué hacemos?

En Isla Mayor algo se barruntaban. El trasiego de remolques para mover embarcaciones que pasaba por delante del cuartel y el dinero que gastaban los guardias (“Con un sueldo de 1.500 euros, ¿cómo se puede comprar coches de cinco millones —de pesetas—, o un piso en la playa, o una bicicleta de más de 6.000 euros?”) mosqueaba a algunos. Pero, ¿cuántos eran los que presentían los acontecimientos? Porque, como dice otro vecino, “a toro pasado todos dicen que se olían el tema”.

La pregunta clave la hace un ciudadano: “¿Y qué hacemos?”. Que es la misma pregunta que se hacía un vecino de Córdoba que paseaba con su perro y se acerca a ayudar a una pobre mujer que está tumbada, inerte, en la acera (*). Merece la pena transcribir el diálogo que se establece entre varios vecinos que contemplan la escena o quieren intervenir para ayudar:

Señora que pasa con su niña: Está frita… la pobre.

Vecino que quiere ayudarla: ¿Está frita? Lo que yo no sé es cómo no está muerta, si está tó el día tirá en la calle.

Vecino que pasa por allí: Pues la iba a atropellar un coche y se ha puesto como una fiera…

Vecino que quiere ayudarla: Que sí. Si lo sé. Pero es porque no está bien la mujer de la cabeza.

Vecino que pasa por allí: Y está borracha.

Vecino que quiere ayudarla: Claro que está borracha. Una persona en esta situación lo mínimo que puede hacer es beber alcohol. Vamos. Lo mínimo. Lo que pasa es que, claro, aquí nos suda la polla y tó.

Vecino que pasa por allí: Bueno, y ¿qué hacemos?

Vecino que quiere ayudarla: ¿Que qué hacemos? Pues para eso están los asistentes sociales y está uno pagando impuestos toda la vida. Para que no esté tirada en la calle y la recoja en un psiquiátrico o la recojan en algún lado. Que qué hacemos. Pues ese es el problema. Que estamos como estamos porque todo el mundo decimos lo mismo. ¿Y qué hacemos?

Vecino que pasa por allí: Si, pero….

Vecino que quiere ayudarla: Que sí, que lo sé, que es alcohólica, y que está mal de la cabeza. Si yo todo eso lo sé, caballero. Si yo no estoy diciéndole eso… Que sí, que yo lo sé. Si yo he estado dándole de comer en el Rey Heredia y sé cómo está la mujer. Y sé cómo está de la cabeza.

Vecino que pasa por allí: (habla y no se le entiende)

Vecino que quiere ayudarla: Que eso es lo que yo digo. Que estamos toda la vida trabajando y toda la vida pagando impuestos para acabar así, tirado en la calle. A ver, los asistentes sociales ¿dónde están? y ¿dónde está la gente…? Exactamente. O ¿qué pasa?, que si eres un desgraciado y un pobre, que te mueres como una rata en la calle, ¿no? Claro, eso es. Eso es porque somos una mierda, todos los demás. Eso es lo que somos.


(*) El vídeo está publicado en Twitter por @Luk_anikos, con un texto que dice: No es China, ni Venezuela, es España y este, nuestro futuro.

Anuncios

Autor: elpobrecitoveedor

Este blog es continuación de otro, que fue creado en junio de 2005 y que se publicaba con la url www.elpobrecitoveedor.net/blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s